Saltar al contenido.

Refrenda la UDEM su compromiso de promover un ambiente libre de violencia de género

La Universidad de Monterrey, a través de su Centro de Equidad de Género e Inclusión (CEGI), refrendó ayer su compromiso con la construcción de espacios seguros para toda la comunidad y la promoción de un ambiente libre de violencia de género.

En el contexto del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, conmemorado el 25 de noviembre, el CEGI inauguró en el Claustro Universitario la 3° Semana Morada, jornadas de charlas, talleres y paneles encaminados a trabajar en temáticas relacionadas con género, desde prevención de violencia hasta nuevas masculinidades. Los eventos terminarán el viernes 11 de noviembre.

Aquí, Marcela Chavarría y Chavarría, directora del CEGI, brindó su informe anual que corresponde al periodo otoño 2021 a otoño 2022, en el cual delineó las acciones realizadas para prevenir, atender, denunciar y sancionar cualquier conducta que atente contra la dignidad de quienes forman parte de la comunidad universitaria.

«El proceso de sensibilizar a la comunidad para prevenir la violencia de género es un asunto fundamental, por lo que es indispensable conocer los marcos normativos que nos rigen. Para ello, ofrecemos de manera permanente la capacitación en el Protocolo para la Prevención y Atención de los Casos de Violencia de Género. Llevamos a cabo 15 sesiones con un total de 800 asistentes”, dijo, “como una respuesta transversal para fortalecer el compromiso de construir espacios seguros, nos dimos a la tarea de ofrecer 72 espacios académicos a través de conversatorios, paneles y conferencias con una participación de 155 expositores y con la asistencia de 3 mil 900 personas”.

En el rubro de atención de casos, Chavarría y Chavarría precisó que el CEGI se dio a la tarea de construir las bases de confianza y legitimidad para quienes han enfrentado violencia de género, aplicando los más altos estándares de confidencialidad, protección de datos personales y respeto a la dignidad de las personas:

“Tuvimos un 36 por ciento de reportes, 10 por ciento de denuncias, 34 por ciento de orientaciones y 20 por ciento de sugerencias. De este total, el 86 por ciento corresponde a mujeres, y el 14 por ciento a hombres. La procedencia de los acercamientos corresponden un 89 por ciento a estudiantes, 7 por ciento a colaboradores, y 4 por ciento a ex alumnos”.

Tras el informe, Laura López Sánchez, presidenta ejecutiva del Instituto Estatal de las Mujeres, ofreció la charla magistral “Somos tu red de apoyo: Instituto Estatal de las Mujeres”, donde invitó a las asistentes a levantar la voz: “(en el Instituto) estamos convencidas de que la violencia contra las mujeres no se va a eliminar sino hasta que las mujeres hablemos y podamos empoderarnos, ¿y qué significa empoderarnos? Llenarnos de poder, saber que podemos lograr las cosas, saber que podemos trabajar, saber que podemos ser independientes, saber que podemos ser autónomas”, apuntó, “no estamos en contra de los hombres, no estamos en pugna con nadie. El trabajo es con las propias mujeres para que sepan que no pueden permitir que se violenten sus derechos, su dignidad y, sobre todo, su derecho a vivir una vida libre de violencia”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: