Saltar al contenido.

Neuroeducación: beneficios e impacto en la enseñanza

Involucrar a los alumnos a su proceso de aprendizaje no es fácil. Hay que comprender cómo funciona el cerebro durante el proceso de aprendizaje para lograrlo. Además, encontrar un enfoque que permita integrar la ciencia y la enseñanza en el aprendizaje: la neuroeducación.

La neuroeducación es una disciplina que promueve la integración de la ciencia educativa y la neurociencia. El objetivo es mejorar los métodos de enseñanza en los diferentes niveles educativos, desde primaria y secundaria hasta universidad.

En pocas palabras, se trata de crear, implementar y probar nuevos enfoques para maximizar el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Índice del Artículo

Beneficios

La neuroeducación mejora el sistema educativo y el proceso de enseñanza-aprendizaje. Su aplicación tiene ventajas como:

  • Posibilitar la identificación de perfiles cognitivos, fundamentales para el desarrollo de estrategias educativas exitosas.
  • Facilitar la comprensión de cada estudiante de forma individual al mismo tiempo que promueve la educación humana.
  • Ayudar a identificar condiciones que pueden tener un impacto en el aprendizaje, como la ansiedad. Incluso los síntomas del Trastorno por Déficit de Atención (TDAH, por sus siglas en inglés).
  • Promover el protagonismo estudiantil o el desarrollo centrado en el estudiante.
  • Ayudar a desarrollar habilidades blandas como el pensamiento crítico.
  • Fomentar el deseo de aprender utilizando estrategias educativas bien definidas que toman en cuenta los perfiles cognitivos.

Utilizar aportes de la psicología y la neurociencia hace que el proceso de aprendizaje sea más efectivo. Se aborda mejor el contenido del aula; principalmente porque ayuda a identificar los procesos de aprendizaje únicos y las necesidades de los estudiantes. 

Por lo tanto, se pueden establecer métodos de enseñanza más estimulantes para facilitar la asimilación de la información. Esto a su vez maximiza el potencial cognitivo de los estudiantes.

Impacto en la enseñanza

Como ves, la neuroeducación permite mejorar las estrategias de enseñanza, los planes de estudio y la gestión educativa.

En este contexto, ayuda a adaptar o desarrollar nuevas políticas para mejorar el aprendizaje. Además, los docentes aplican técnicas de aprendizaje adecuadas a las necesidades de los alumnos.

Esto incluye la aplicación de tecnologías digitales en la educación, que pueden: 

  •  Asegurar la adquisición efectiva de contenido.
  •  Permitir el seguimiento de las dificultades individuales. 
  •  Estimular el interés y la curiosidad de los alumnos, entre otras cosas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: