Saltar al contenido.

Madre e hija celebran ir juntas a la universidad

Andréa Saad Grape, de 48 años, y su hija Amanda Saad Grape, de 21, fueron aprobadas para estudiar un curso de Ingeniería Industrial de la Madera en la Universidad Federal de Paraná en Brasil.

Este logro no solo significa el inicio de una era juntas, sino que también es la continuación de una meta que quedó pendiente.

Cuando Andréa tenía 36 años se encontraba estudiando esta carrera, pero debido a los problemas que surgieron durante el curso, se vio obligada a dejarlo.

Al igual que ahora, su hija iba con ella a la universidad, solo que en ese entonces Amanda tenía 9 años.

“Me acompañaba a la universidad cuando no tenía clase en la escuela. Ella se quedaba en la habitación, exploraba la biblioteca, el laboratorio (…) Yo me quedaba a veces en un laboratorio de anatomía, y ella se quedaba ahí conmigo, seleccionando libros, pegando placas (…) Siempre estuvimos unidas”, dijo la madre

Ahora Amanda es una adulta que trabaja en el área de comercio electrónico en una empresa, mientras que Andréa es tecnóloga en Recursos Humanos, pero trabaja haciendo limpieza.

Sorpresa

La madre de familia no se tenía mucha fe de aprobar el examen de ingreso a la universidad y el día en que se publicaron los resultados, Amanda no pudo contener su emoción al ver que estudiaría junto a su madre en el mismo lugar.

“Era un sueño mío seguir y volver, pero no sabía si estaba lista para eso todavía”, al medio. “Amanda se acercó a mí y me dijo: ‘Mamá, ¿vamos a estudiar juntas?’ y dije, ‘Está bien, vamos’”, agregó.

Los meses de estudios y esfuerzo en casa valieron la pena. Gracias a los materiales que tenían en su hogar y contenido en internet, lograron el sueño de estudiar como querían.

Deja un comentario

Redimensionar imagen
A %d blogueros les gusta esto: