Saltar al contenido.

Madre denuncia agresiones a su hijo en escuela normal de Durango

Uno de los estudiantes de nuevo ingreso en la Escuela Normal Rural J. Guadalupe Aguilera, en Durango, sufrió una serie de agresiones que hoy en día lo han obligado a abandonar la carrera de maestro.

Su madre, la señora Daniela González, narra como la salud del joven se vio mermada a tal punto que ha presentado un cuadro clínico de desnutrición y falta sueño que tendrá eco en la propia Comisión Estatal de los Derechos Humanos.

Novatada

La madre explicó que durante la mañana del martes, esta se dirigió inmediatamente, a la escuela para recoger a su hijo y trasladarlo hacia un nosocomio para poder recibir la atención medica correspondiente, dicha valoración, arrojaría como resultado un cuadro clínico con desnutrición, baja de glucosa y sintomatología relacionada con la falta de reposo y sueño, todo por una «novatada».

“Nosotros teníamos entendido que todo esto, ya había cesado, nosotros íbamos con la confianza de que iban a hacer trabajos en los que, supuestamente, hacen que los alumnos valoricen el esfuerzo, pero no incluyendo aspectos de hostigamiento y agresión”.

La mujer cuestionó a la directora de la escuela normal sobre ¿Cuál era el objetivo de que estas prácticas continuaran realizándose?, obteniendo la simple respuesta de que: son ejercicios a los que se tienen que someter.

Denuncia

Una vez confrontadas las autoridades y obteniendo un falso testimonio de la situación, Daniela Gonzales, decidió interponer una denuncia ante Comisión Estatal de los Derechos Humanos (C.E.D.H) por agresiones verbales, trabajos forzados, ejercicios severos, falta de descanso, falta de alimentos y condiciones de estadía deplorables que hoy en día han truncado el sueño de su hijo de convertirse en un docente de renombre egresado de la Escuela Normal Rural J. Guadalupe Aguilera.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: