Saltar al contenido.

¡México: una víctima fácil para el hígado graso!

  • Estudios realizados en el Centro de Investigaciones del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, probaron que el Omega 5 con nanotecnología, logra revertir los daños que ocasiona el hígado graso.
  • El peor escenario para una persona que tiene hígado graso es llegar a enfermedades irreversibles y letales como la diabetes y cirrosis.
  • Padecer hígado graso, diabetes, obesidad e hipertensión hacen a las personas más vulnerables ante las complicaciones a causa del COVID-19

Contrario a lo que pensamos el hígado graso es una condición de agresión metabólica mu común entre los mexicanos; se estima que un 55% de los mexicanos lo padece, esto debido al consumo de altos niveles de grasa, azúcares y la falta de ejercicio.

Si bien el hígado graso es reversible, en las etapas iniciales, también es la puerta de entrada a enfermedades como diabetes y cirrosis. Una dieta balanceada, actividad física frecuente y el consumo de antioxidantes, como Omega 5 nanoemulsionado, se vuelven de vital importancia en nuestro día a día.

La función del hígado es ayudar a digerir alimentos, acumular energía y desechar toxinas, sin embargo, una dieta alta en grasa y azúcares impide al órgano trabajar correctamente.

La grasa se empieza a almacenar no solamente en el hígado, también alrededor de los músculos, zona abdominal, y esto ocasiona que la gente esté obesa. El peor escenario para una persona que tiene hígado graso es que llegue a padecer diabetes o cirrosis, ambas enfermedades son irreversibles”, dijo el Dr. Carlos Pérez, investigador en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

De acuerdo con el ‘Panorama de la Salud: Latinoamérica y el Caribe 2020’[1]; México es uno de los países con mayores niveles de obesidad en la población, el 75% de las mujeres y el 70% de los hombres tienen sobrepeso (preobesidad y obesidad).

La diabetes, otro de los peores escenarios para una persona con hígado graso, es una de las enfermedades más letales del país. En 2019, la diabetes mellitus fue la segunda causa de muerte -por enfermedad- en México, de acuerdo en el INEGI. Las enfermedades del hígado, como la cirrosis, ocuparon la cuarta posición[2].

Para que las complicaciones del hígado graso no escalen, tenemos que remover los triglicéridos acumulados en el Hígado, con dieta y ejercicio. Para reforzar la remoción y proteger la parte oxidativa e inflamatoria se necesitan antioxidantes como Omega 5 nanoemulsionado (GranaGard)”, comentó el doctor Mauricio Veloso, médico internista.

Existen productos en el mercado como el Omega 5 nanoemulsionado (GranaGard) que junta propiedades del aceite de semilla de granada, considerado uno de los antioxidantes más potentes, y nanotecnología, que permite descomponer el aceite de granada para que llegue a los órganos que lo necesiten, en las dosis adecuadas.

Padecer hígado graso, diabetes, obesidad e hipertensión hacen a las personas más vulnerables ante las complicaciones a causa del COVID-19[3]. Pese a que las probabilidades de contagios son las mismas a una persona sana, la mortalidad puede aumentar hasta 5 veces en los grupos vulnerables, comentó el doctor Veloso.

Una alimentación balanceada, ejercicio frecuente y antioxidantes como Omega 5 nanoemulsionado son fundamentales para el bienestar, de corto y largo plazo, de cualquier persona.


[1] Panorama de la Salud 2020, OCDE
[2] Características de defunciones en México, en 2019, INEGI[3] En México se contabilizan 1.17 millones de casos positivos de COVID-19 y 114,922 defunciones, al 18 de noviembre, de acuerdo con datos oficiales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: