Saltar al contenido.

Fentanilo aterroriza a escuelas públicas de Los Ángeles

Melani Ramos tenía 15 años y murió hace tres semanas, en el baño de la escuela donde estudiaba el décimo grado. El fentanilo la mató.

Ella, junto con una amiga había comprado pastillas en un parque de Hollywood, cerca de su escuela; las autoridades aseguran que las píldoras estaban mezcladas con el opioide, lo que le provocó la reacción mortal.

La amiga de Melani logró sobrevivir. Sin embargo el caso de estas dos estudiantes no es aislado en las escuelas del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, el segundo más poblado en todo el país.

Durante las últimas cinco semanas, se registraron siete estudiantes que fueron hospitalizados por la misma causa: sobredosis de droga.

Autoridades del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD), aceptaron que hay una crisis causada por la venta de fentanilo en las escuelas; droga que en gran medida es ingresada ilegalmente a este país por la frontera mexicana.

Datos del Departamento de Salud Pública de California muestran que en la entidad se han registrado 3,857 muertes relacionadas con una sobredosis de esa sustancia en 2020, en comparación con 239 en 2016.

Muchos adolescentes como Melani, explican las autoridades, no se dan cuenta de lo que están comprando. A la joven y a su amiga les vendieron un opiáceo mezclado con fentanilo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: