Saltar al contenido.

Escuelas de China convierten la «siesta» en asignatura obligatoria

Algunas escuelas de China han comenzado a equipar sus aulas con pupitres plegables que se que convierten en cama para que sus alumnos de Primaria y Secundaria puedan descansar después del almuerzo.

La recomendación es dormir una pequeña siesta de entre 20 y 30 minutos de duración. Esto aporta bondades como reducción del estrés, de la presión arterial y del ritmo cardíaco, y previene posibles enfermedades cardiovasculares.

Asimismo, libera la hormona de crecimiento, estimula el sistema inmunológico y aumenta la capacidad de aprendizaje de las personas.

Origen

Según informa este medio local, la idea surgió el año pasado, cuando los profesores de una escuela de primaria se dieron cuenta de que muchos niños se quedaban dormidos sobre sus mesas después de comer. Con el fin de facilitarles un mejor descanso, la escuela decidió comprar pupitres-cama e implementar la siesta como un hábito entre los alumnos.

La iniciativa ha dado tan buenos resultados que otros colegios de la región han copiado la idea de la siesta, aunque no todos cuentan con el curioso invento de los pupitres-cama y algunos simplemente han acondicionado las aulas de usos múltiples para que sus alumnos descansen.

El tiempo de sueño es monitorizado por los profesores para asegurar el correcto descanso de todos los niños, a los que se les despierta de forma paulatina con música.

Beneficios

Además, los alumnos aprovechan el momento para realizar tareas que fomentan su autonomía, como doblar la ropa de cama que han utilizado, guardar sus almohadas y asearse para comenzar las clases de la tarde.

Con esta estrategia, los colegios chinos que han implementado la siesta no solo pretenden mejorar el descanso de sus alumnos, sino fomentar en ellos prácticas de autocuidado y ayudarles a recargar energías para rendir mejor.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: