Saltar al contenido.

Congreso del Estado de Nuevo León aprueba reformas a la Ley de Educación

Reformas a la Ley Estatal de Educación, fueron aprobadas por el Congreso del Estado con unanimidad; entre otras cosas se contemplan la no exigencia de marca específica de uniforme escolar y la obligación de aceptar sin condiciones a alumnos con problemas de aprendizaje.

Guadalupe Rodríguez, presidenta de la mesa directiva del Congreso del Estado, señaló que con la reforma no se puede obligar a comprar determinada marca de uniformes, además, los planteles educativos no podrán retener documentación del alumnado por ningún motivo.

Antes de dar inicio con la votación se informó que el objetivo de esta modificación es para que los padres de familia cuenten con derechos para brindar a sus hijos una educación en una escuela o institución privada si así lo deciden.

Lo nuevo es que se va a considerar la sanción que está ya establecida tanto a escuelas públicas como privadas, y se especifica en qué casos amerita esa sanción, entonces se enumeran, no se pueden vender los uniformes de la escuela con una marca determinada, el no detener los documentos oficiales por ninguna naturaleza, no impedir el acceso de los alumnos por algún impedimento o alguna enfermedad, es básicamente”.

También expedir documentos oficiales a las escuelas privadas, que no se les detenga por parte de la autoridad, que la autoridad educativa dé las facilidades para que los documentos oficiales tengan validez, entre otras cosas”, declaró.

Rosa Isela Castro, diputada panista, expresó que esta modificación permitirá que los jóvenes tengan derecho a recibir educación de calidad.

Cada individuo de nuestro estado tiene derecho a recibir la educación de calidad, y sus padres deciden en qué plantel educativo inscribirlo conforme a sus expectativas de calidad y posibilidades económicas”.

Dentro de la modificación también se contempla que los colegios particulares tendrán los siguientes derechos, respecto a autoridades educativas: impartir educación acorde a la autorización o reconocimiento oficial de estudios aprobado conforme a la presente Ley y las demás relativas y aplicables, a impartir actividades extraescolares que complementen y respalden la formación de los educandos.

Que se respete su libre determinación en la dirección de las instituciones educativas y en el establecimiento de sus políticas internas, siempre y cuando no contravenga una norma jurídica, y a que se respete su derecho de propiedad, posesión y libre disposición sobre sus bienes muebles e inmuebles.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: