¿Camaleones fosfo fosfo?

Ese simple hecho le valió que cuando María de los Ángeles llego a la grande, Diana Perla se instauro como la nueva Sub Secretaria de Desarrollo Magisterial.

young african american miserable woman touching head on couch

Universitarios sin derecho a examen

Pues ahora resulta, que después de años de espera, aquellos maestros que fueron aceptados por la Coordinación del Servicio Profesional Docente de Nuevo León que ahora cambio de nombre y se llama Coordinación Estatal del Sistema de la Carrera de las Maestras y los Maestros, pero tiene las mismas oficinas, un rincón dentro de la Secretaría de Educación Nuevo León, hoy son rechazados.

Regreso a clases sí, pero con las 3V; Sección 21

El Secretario General de la Sección 21 del SNTE, Guadalupe Salinas, aseguro en entrevista telefónica, que van a respetar las indicaciones de la Secretaría de Educación Pública Federal, en coordinación con el Estado.

man in bubble jacket holding tablet computer

Los derechos de los contratos en la UANL y en el SNTE

al estar bajo las reglas de una institución y que está le de a cambio de sus servicios, dinero en cualquiera de sus modalidades, se establece una relación patronal, por lo tanto se generan derechos de acuerdo a la antigüedad.

Regreso a clases inminente, pero imposible

Imagine usted estimado lector, un edificio escolar, ademas de maltratado por los niños, también por el tiempo, lleva un año sin uso, seguramente tendrá barandales flojos y oxidados, tierra hasta en el centímetro cuadrado más escondido del lugar y muchos problemas de humedad.

Decepción en la Prepa 9 de la UANL

Es en la Preparatoria número 9 de la UANL, donde los padres aseguran que los maestros solo se conectan, dan algunas instrucciones y luego dejan a los alumnos con trabajos de copiar del libro a la libreta, los dejan solos para después regresar solo a despedirse.

El fantasma del regreso a las aulas

La gente esta cansada y desesperada por no tener un lugar donde dejar a sus hijos al menos una parte del día para poder trabajar, eso lo tenía claro el gobierno, lo que no sabían con exactitud era que tan desesperados y dispuestos a mandar a sus hijos a la escuela.