Saltar al contenido.

¡Que comience la simulación!

Por: Rodrigo Luna Guevara

Las clases a distancia son un gran reto que en los meses venideros veremos qué tal le funcionan al Gobierno Federal. Esperemos que la gran inversión monetaria en la televisión valga la pena.

Los docentes por su parte seguirán enrolados en el juego de siempre, «mira el video del secretario», «ahora el de la secretaria» «por último el del director de tu nivel escolar». Una hora de discurso del supervisor/inspector, otra hora motivacional del directivo que tampoco sabe que diablos va a pasar, pero tiene que entregar resultados.

Y es precisamente eso lo que echa a perder las cosas, pues en el sistema «normal» donde todos acuden a la escuela, al final de día importan más los números, las calificaciones son de gran importancia para los padres, como si estas les fueran a dar de comer en su vida laboral, el rezago, la reprobación, el abandono escolar, etcétera es lo que más importa a la SEP, por lo tanto es de suma importancia para Secretarios de Educación, Jefes Regionales, Jefes de Sector, Supervisores, Inspectores y directivos, por lo tanto y para fines prácticos, también son las calificaciones.

Con un sistema a distancia, donde los alumnos «aprenderán» (culpable hasta que se demuestre lo contrario) de la amada televisión y el acercamiento con los docentes será de la forma que se pueda, únicamente garantiza que el sistema al que estamos acostumbrados, siga más fuerte que nunca.

Con el desempleo rompiendo récord, la crisis económica, la pandemia, etcétera, los alumnos que no tienen acceso a internet o aun dispositivo electrónico como un celular seguirán en aumento, y sí señores, los padres de familia tendrán para comprar una caguama, pero no para saldo del celular, que con los datos del incremento de la violencia familiar, al parecer es preferible que compren la cerveza y se apacigüen.

En fin, ya veremos como siempre a los docentes pasando a todo el mundo sin importar el exceso de faltas de cualquier tipo y dando todo tipo de oportunidades sin mostrar el menor conocimiento de los aprendizajes esperados, por orden de secretaría, con el fin de mantener los números, esas extrañas gráficas que se usan en organizaciones como el la ONU, el Banco Mundial, el G20 y demás para seguir perteneciendo al selecto grupo del primer mundo siendo del tercero.

Saludos.

rolungue@hotmail.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: