Buscan sancionar a los padres de menores que lanzan amenazas de tiroteo en escuelas

A raíz de las constantes amenazas de tiroteo en las escuelas, el Gobierno estatal buscaría sancionar a los padres de los menores que realicen estas a los planteles escolares.

El anuncio de esta probable medida lo hizo el Secretario de Seguridad Pública de Nuevo León, Aldo Fasci Zuazua, pocas horas después de una nueva amenaza de tiroteo ahora en una preparatoria de la UDEM Campus San Pedro.

Si bien, dependiendo de la edad, algunos menores pueden ser sancionados por la Ley, pero otros no, por lo que los padres, al ser los responsables de los hechos de sus hijos, serían sancionados, explicó Fasci.

“Es importante buscar sanciones. No todos los menores son sujetos a sanción, eso lo establece la ley, pero no nos podemos quedar así; los que sean sujetos, tienen que llevárseles a un proceso.

“Para el caso de los papás hay acciones civiles y si el menor no está en el rango que establece la ley, los padres son responsables directamente”, indicó el funcionario.

Cuando se realiza una alarma falsa en planteles educativos, señaló Fasci, se genera un ausentismo de hasta un 30 por ciento en los siguientes días, por lo que es necesario homologar los protocolos para atender estas situaciones.

AVALAN INTENCIÓN

Al respecto, Adriana Dávila Benavides, presidenta de la Asociación Estatal de Padres de Familia de Nuevo León, respaldó la propuesta del Estado de sancionar a los tutores de alumnos bromistas.

Señaló que se debe elaborar un documento que contengan las sanciones a los que serían acreedores los alumnos que realicen amenazas.

“Cuando las bromas se convierten en delito se debe sancionar, los padres somos responsables de nuestros hijos menores de edad, es por eso que la figura de responsabilidad es sumamente importante. Esto no es juego, no es una broma y no puede volverse moda sembrar pánico y terror en las comunidades escolares”, indicó.

Desde el segundo semestre del año pasado, las falsas amenazas en planteles escolares del estado se cuentan por decenas, la mayoría de los autores fueron alumnos que publicaron supuestos tiroteos e intentos de suicidio.

Los reportes tomaron fuerza en octubre del año pasado cuando se contabilizaron cuatro amenazas en dos secundarias, un Colegio privado y una Preparatoria de la UANL. Todos resultaron ser falsos, pero movilizaron a las autoridades.

El tiroteo del Colegio Cervantes de Torreón perpetrado el 10 de enero de este año, por un alumno de 11 años que asesinó a su maestra, hirió a 6 personas y luego se quitó la vida, encendió la alarma en todo el país.

Desde esa fecha, instituciones privadas de Monterrey como el Colegio Labastida, San Patricio y Secundarias públicas como la Jaime Torres Bodet, han sido alertadas por supuestos tiroteos similares al ocurrido en Coahuila.

Aunque se han implementado operativos mochila, no han sido suficientes para impedir objetos prohibidos a las escuelas ya que el 28 de enero un menor ingresó una subametralladora UZI a una Secundaria y el 6 de febrero otro alumno llevó cartuchos y droga a una Secundaria, en Guadalupe.

“CAUSAS SON MULTIFACTORIALES”

Para Dávila, las causas de estos hechos son multifactoriales, pero uno de los factores que aumentan las amenazas falsas es que los alumnos realizan retos unos a otros a través de redes sociales como grupos de WhatsApp.

Explicó que estas situaciones han salido a la luz en reuniones que la asociación que preside ha sostenido con padres de familia de diversas instituciones.

Redacción ABC Noticias