Secundaria se llena de luto, tras la pasada explosión de Tlahuelilpan

La escuela secundaria Nezahualcóyotl del municipio de Tlahuelilpan, fue identificada como una de las más afectadas tras la explosión de un ducto clandestino de PEMEX, ocurrida el pasado 18 de enero, según Ricado Bapista González, presidente de la junta de Gobierno del Congreso local.

A casi un mes de la explosión, esta ha dejado un saldo de 130 muertos, de los cuales dos eran estudiantes de la secundaria, cuatro estudiantes perdieron a sus padres y otros 40 estudiantes tienen algún familiar afectado; además, aún permanecen hospitalizadas 15 personas.

Directivos de la secundaria Nezahualcóyotl, señalaron que los jóvenes presentan problemas sociológicos y tristeza colectiva en todo el plantel, por tal motivo solicitaron al legislador el apoyo con un acervo de mil libros para los estudiantes, el programa fue denominado “Provee un libro a un adolescente y su vida será diferente“. A través de este proyecto se busca dar herramientas a los jóvenes para evitar se pongan en contacto con acciones que pongan en riesgo su seguridad.

El legislador de Morena, señaló que además del acervo bibliográfico se apoyará con la ampliación de las aulas, agregó que a través de diversos programas dirigidos a jóvenes, campesinos y amas de casa se busca alejar a la población de actividades ilícitas que puedan poner en riesgo su seguridad.

El pasado 18 de enero, residentes de Tlahuelilpan y poblados aledaños se congregaron en San Primitivo, después de que corriera el rumor de que había “gasolina gratis” ya que el combustible salía en grandes cantidades por una toma clandestina, misma que exploto y dejo huérfanos al menos a 170 niños y adolescentes, tras el siniestro.

Con información de El Universal

Anuncios