Saltar al contenido.

Muere menor tras agresión de su compañero

Puebla.- “Después de un lapso de 10 días y tres paros cardíacos, los médicos nos dijeron que esperáramos lo peor porque el estado de salud de nuestro hijo era crítico”, fueron las palabras que quedaron en la memoria de Josué Ánimas, mientras su hijo luchaba por sobrevivir tras la agresión que aparentemente le propinó uno de sus compañeros de clase, informó el portal e-consulta.

El pasado 20 de junio alrededor de las 9:30 horas la madre de Hector (7 años) quien estudiaba en la Escuela Primaria Oficial Benito Juárez, del municipio de Atzizihuacan, Puebla, recibió una llamada de la maestra Alicia Ortega Ríos, informando que su hijo había tenido un accidente al chocar su cabeza con uno de sus compañeros, al llegar yla madre ay ver el estado del menor, llamó inmediatamente a una ambulancia, los para-médicos le confirmaron la gravedad del asunto.

Al llegar al hospital, se le realizo una cirugía urgencia, el menor presentó tres paros cardiacos; en dos lograron reanimarlo, pero el último fue fulminante. Falleció el 30 de junio alrededor de las 14:00 horas. Su padres, exigen justicia pues aseguran que tanto la directora como los maestros del plantel están encubriendo al agresor para protegerse ellos mismos.

Con lágrimas en los ojos, su madre Guadalupe señaló que, durante el traslado de Héctor al hospital, alcanzó a decirle que fue su compañero “Johny” quien lo había empujado y agredido. La denuncia del menor coincide con las versiones de otros compañeros de clases quienes señalan a Jonathan como un niño conflictivo.

Ya había antecedentes de la conducta de ese niño. En el kínder, amenazó a una niña con quemarla con un cerillo. Sus padres no actúan al respecto, incluso pasan junto a nosotros y se ríen, no sé si de nuestra desgracia o de que su hijo, a tan corta edad, se haya convertido en un matón”, expresó la madre.

Los padres del menor exigieron que la SEP actúe contra los maestros de la primaria, pues consideraron que, de haber llamado de manera inmediata a una ambulancia, la historia de su hijo habría sido otra.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: