Nuevo León requiere un fiscal sin compromisos; Benítez Lozano

EL FISCAL GENERAL DEBE SER UN ADMINISTRADOR Y ESTRATEGA EN LA APLICACIÓN DE LA LEY

Por: Elias Salinas Fernandez

REDACCIÓN, Mty.- El Fiscal General que elija el Congreso de Nuevo León debe ser un verdadero administrador de la justicia, con técnicas y tácticas de investigación de vanguardia para una aplicación equitativa de la ley, además de tener autonomía, independencia, objetividad, profesionalismo y respeto a los derechos humanos, así lo consideró el abogado Salvador Mariano Benítez Lozano.

La Fiscalía General ofrece una gran área de oportunidad para realmente representar los intereses de la sociedad y vigilar que se cumplan las leyes, con transparencia y rendición de cuentas.

En la elección de Fiscal General, la parte curricular es muy importante para que la gente sienta que las personas que lleguen a la final no responden a intereses de grupo o particulares, además de haber desarrollado actividades más allá de sus propia actividad.

“La Fiscalía General requiere especialización en todas sus ramas,el fiscal lo compararía con un director de orquesta, en donde cada uno debe dar resultados y el que no los dé pues que deje el cargo y venga otro que sí responda, y eso también incluye a la cabeza”.

El responsable de hacer que se pueda restablecer el estado de derecho en Nuevo León, es el Fiscal General, que no debe obedecer a intereses de grupos o cuidar las ovejas robadas de algunos funcionarios o pseudoempresarios.

“Si ese Fiscal General sigue consintiendo el crimen organizado en todas sus facetas, desde el robo de autos, rata de personas, de órganos y extorsión, simplemente no va a funcionar”.

Agregó que la Fiscalía General debe tener resultados medibles a corto, mediano y largo plazo, y no sólo de la cabeza sino de todos quienes colaboren con la institución.

También es necesario que se establezca un código de de conducta procesal con el que se sancione de manera económica a los litigantes que incurran en falsedad o que defiendan causas falsas o como vengador de algunos ciudadanos.

“Tenemos que ponernos de parte de la ciudadanía, debemos tener una transformación de nuestra mentalidad y dejar de intentar arreglar los asuntitos con mordidas”.

“No se trata de sólo meter a la cárcel a los delincuentes, sino de mediar y buscar una mejor y más justa aplicación de ley, mediante el análisis de cada caso para que especialistas o ministerios públicos mejor preparados le den la mejor de las salidas, para ambas partes”, dijo Salvador Mariano Benítez Lozano.

lcrnoticias.com